sábado, 28 de marzo de 2009

Yukon Artic Ultra - Capitulo 0


¿Por qué has ido a pasarlo tan mal?, ¿Es verdad que a partir de -10º no hay diferencia en el frio que se siente?, estas loco, vas a buscar lo que no tienes, ¿Cómo puede ser que te guste tanto sufrir?, ¿No te da miedo la soledad?, ¿Qué pensabas con tanto frio?, estas son algunas de las preguntas que me han hecho mis amigos y familiares a la vuelta de la YAU y la verdad es que no tengo respuestas para todos, al fin y al cabo lo que he ido a buscar en esta carrera sobrepasa cualquier expectativa que tuviera anteriormente, frio, soledad y supervivencia donde he conseguido sacar de lo más profundo de mi interior una sensación, que para nuestros ancestros, era su principal preocupación, seguir vivo, sentirse vivo, probablemente algunos no comprenden este sentimiento debido a la buena vida que llevamos, y no me extraña, ya me lo decía mi abuela, “hemos pasado muchas precariedades en la vida, una guerra y mucha hambre y tu te vas a correr por estos mundos buscando lo que no tienes y además pagando, no lo entiendo”. Probablemente un bisabuelo marinero que atravesó los mares con un precario barco hasta llegar a las Filipinas y un primo héroe de la Segunda Guerra Mundial han sido los genes que he heredado para emprender, cada vez que puedo, estas aventuras donde me siento tan feliz.
La YAU empezó el día que mi buen amigo Javier Subias me llamó para pedirme información de esta carrera, lo puse en contacto con Edu Fernandez, amigo andaluz que compartimos en el 2008 la “Marathon des Sables”, semanas más tarde me dijo que ya se había inscrito y diez minutos más tarde sentí la necesidad de hacerlo yo también, con miedo por las condiciones climáticas de la carrera ya que nunca había realizado ninguna aventura en este medio tan hostil, lo llamé y le pedí que el primer día de la carrera tendríamos que ir juntos y aceptó, ya no había vuelta atrás. A partir de aquel momento empezó la parte que menos me gusta que es buscar soportes y patrocinadores ya que el importe total de la YAU era muy importante, lo primero fue contactar con la Associació Catalana d’Afectats de Fibromiàlgia con los que colaboré en la MDS 2008 y que me ofrecían el soporte moral para efectuar el reto, a continuación mas de cincuenta mails a empresas para poder afrontar la financiación, la mayoría no contestaron, pero contaba con el soporte del AJuntament de Santa Cristina d’Aro y Juanals SA, patrocinadores de otras carreras anteriores y me sentía muy animado, y mucho más me sentí cuando recibi una carta del Sr. Joan Antoni Samaranch con la Fundación La Caixa que se adhería al proyecto, aparte de la aportación económica me sentí muy arropado por este gran personaje del CIO y me dio los ánimos para continuar buscando más ayudas como el Ajuntament de Calonge-Sant Antoni, Suunto, Injinji, UKgear, Powergym, Triesport, Almeida Viajes y finalmente la Diputación de Girona (GI Costa Brava Pirineu de Girona). Me faltaba un patrocinador tecnológico para poder contar con ropa que me ofreciera las mayores garantías para sobrevivir en el Ártico, conseguí el patrocinio de la empresa Aresta de Girona dedicada a la venta de ropa, esquís y material para la montaña, ya lo tenía todo y sumado al soporte de mi club Matxacuca, club montañero y ciclista de Santa Cristina d’Aro, y en especial a su presidente Quico Amador quien me ha dado enseñanzas que más tarde fueron primordiales para mantenerme en buenas condiciones en el Artico.

Casi cada semana hablaba con Javi sobre las listas, las famosas listas de material, que me llevo…que no y al final con este documento hablé con Joan de Aresta quien me facilitó todo el material que ya he explicado en este blog.

El entrenamiento seguía a tope, nunca me había encontrado más fuerte, los consejos de Josep Carballude, mi entrenador, y el doctor Jordi Sitja carreras por el carril bici con 14 kg a la espalda para intentar probar las condiciones de la carrera, vivo en la Costa Brava por lo que nieve más bien poca, pero a unos 100 kms tenía la estación de esquí de Vallter 2000. Una vez estuve bien físicamente decidimos, con Quico Amado, a probar el material sobre terrenos frescos y realizar un curso de supervivencia ya que era obligatorio. Realizamos un iglú, travesía con una pulca fabricada con un trineo para simular las condiciones de carrera por el Col de Mentet, montar la tienda de campaña en situaciones ventosas y pasar mi primera noche en solitario, eso si a solo -7º donde pasé mucho calor, el saco daba confort a -20º y supervivencia a -40º.

Con Javi Subias nos repartimos algunos trabajos de la expedición, billetes y hoteles, la verdad es que me sentía muy cómodo con este compañero de aventuras, otras veces no había tenido tanta suerte.Con todas las pruebas y entrenamientos realizados me quedaba la duda de no estar suficientemente preparado para tal aventura, pero ya era hora de partir y era mejor no pensarlo ya que no había vuelta atrás, alguna noche sin dormir y al final mi amigo Quico me acompaña al aeropuerto del Prat en Barcelona, vislumbro una figura conocida es Javi, un fuerte abrazo y empieza el largo viaje, facturaos y nos vamos a Frankfurt, allí tenemos unas horas donde aprovechamos para conocernos mejor y tomar lo propio de esta ciudad una salchicha y una gran cerveza, la aventura no puede empezar mejor. Otro largo trayecto de unas diez horas hasta llegar a Vancouver y aquí llega la primera anécdota, nos dan el documento para poder entrar en Canadá y horror…..no se puede entrar comida, yo llevo unos 3 kg de embutido de la Carnicería Deulofeu y Javi otro tanto….¿que hacemos?, ¿ponemos que llevamos comida?, al final ponemos que si, en la aduana nos preguntan y les explicamos que llevamos comida energética para la carrera, tampoco los engañamos aunque seguramente se pensaban que llevábamos barritas energéticas, nos dejan pasar Ufffff.. menos mal. Tenemos unas cinco horas más de espera en el aeropuerto para coger el vuelo a Whitehorse , suerte que tienen wi-fi y gratis, nos conectamos y vamos escribiendo en nuestros respectivos blogs hasta que podemos coger el vuelo de dos horas que nos llevará a la salida de la YAU en Whitehorse. Llegamos al destino y esperamos las maletas y…no llegan, mierd.., que haremos, no tenemos el material y sin el no podemos correr , con mi ingles de pandereta les explico que tenemos un grave problema, nos dicen que harán lo posible y que nos harán legar las maletas al hotel River Wiew cuando antes. La verdad es que estábamos tan cansados que no recuerdo haberme enfadado excesivamente, cogemos un taxi y vamos al hotel, segundo problema….no tenemos habitación, no hay reserva o no la encuentran, aquí si que me enfado pero estaba tan cansado que uso el pragmatismo mas absoluto, ¿Tienen una habitació?, si, nos contestan, pues nos vamos a dormir y mañana hablamos, ya llevábamos 26 horas de trajín y el cuerpo no daba para mucho más.

Primer día en Whitehorse, no tenemos mucha ropa y tenemos que remediarlo, bajamos a la recepción y… aleluya….. parece que tenemos reserva per para el día siguiente, no habíamos tenido en cuenta el cambio de horario, parece que las cosas empieza a ir bien. Solo nos falta el equipaje. Salimos a la calle, que frio, en mi vida había sentido esta sensación -25º y los pelillos de la nariz se hielan, es indescriptible, tal vez como si fueran cosquillas, no se. Nos damos prisa, caminamos con mucha alegría, sin gorro, sin guantes, sin el plumas y a lo loco. Hacemos una parada técnica en una cafetería muy animada y nos encontramos en un ambiente todo lo contrario al del hotel, tomamos un café y un bocadillo, muy bueno por cierto y enseguida varios canadienses empiezan ha hablar con nosotros y les explicamos nuestro infortunio aéreo y nos indican donde hay una tienda donde comprar lo que necesitamos para salir del paso, es mas, nos acompañan y nos damos cuenta por primera vez que estamos en una zona donde la amabilidad es bandera, mas tarde lo corroboraríamos con todas las personas que vamos conociendo a lo largo de nuestra aventura. Una vez equipados volvemos al hotel y comprobamos que es nuestro día de suerte, ya tenemos equipaje, menos mal. Ya con todo el material en la habitación nos sentimos más tranquilos y en las pocas horas de sol las dedicamos a buscar el hotel de la organización para tener más información y recoger la Pulca, bolsa, arnés y spot que tiene que darnos la organización y comprar el material que teníamos encargado y que no llevamos desde España para evitar peso del equipaje. En el hotel Inn donde está la organización hablamos con Robert Polhammer, nos da una parte del material, a mi me falta la bolsa estanca y el spot no funciona, tengo la sensación que la organización no es muy seria y Javi coincide conmigo. Tenemos la habitación que parece un campo de batalla, ropa, comida etc…., hoy la señora que hace la limpieza no se ha atrevido a entrar , yo hago dos viajes al Hotel Inn para recoger el material que me falta, sigo pensando que no son muy serios. Cada tarde nos comemos un buen filete, el mejor en el Celler, Steak New York, muy recomendable. Para tomar una cerveza íbamos al Flippers, nunca había visto tantos borrachillos juntos, buena música y conciertos en directo, este país tiene un problema importante con los indígenas y el alcohol ya que durante el día hemos visto muchos que llevan un buen ritmo.

Faltan dos días para la carrera y para desentumecer los músculos y huesos salimos para hacer un poco de ejercicio a pié y con la pulca para probar el material y hacer unas tomas para TV3 y TV Aragón mientras montamos la tienda, o mientras corremos (Más tarde nos daremos cuenta que no se trataba de correr ya que el recorrido no era plano como nos imaginábamos), Somos los mejores clientes de la tienda de montaña , al final más de 1.000 dólares de gasto ya que cada vez que le daba vueltas a la cabeza del material que tendríamos que llevar en la aventura faltaba algo, unos mosquetones, un mechero, el butano/propano, una alfombrilla para aislar la bosa estanca del trineo.El día antes de la carrera vamos al breaffing y comida y nos sentimos bastante incómodos ya que la organización no nos hace mucho caso, Javi se ha enfadado bastante, al final nos hacen una breve explicación en portugués que por suerte lo hablo y resolvemos algunos de nuestros problemas. Yo me enfadado bastante ya que el aparato SPOT (GPS de seguridad para enviar alarmas en caso de problemas) que me han dado no funciona bien, me garantizan que ahora va bien pero no dispongo mucho tiempo para comprobarlo, en fin….. habrá que jod….si no funciona.Recuerdo la última noche antes de la carrera, creo que tuve miedo ya que la situación prevista y la real diferían bastante y esto me asustaba, preguntas como si estaba suficientemente preparado o si llevaba todo el material en el trineo iban sonando en mi cabeza, sabía que física y psicológicamente estaba preparado pero muchas dudas daban vueltas a mi cabeza, con estas dudas me dormí……..ya no ha vuelta atrás y mañana empieza la fiesta, gracias a los consejos de Javi y Quico creo ......... que sobreviviré.

3 comentarios:

DAVID CAMPS dijo...

Bones crak, he estat llegint la que suposo es la primera part de la teva gran aventura i collons com m'en recordo de com vaig anar-ho seguint, quina emoció. Altre vegada deixa que et feliciti.
Per cert entre els teu patrocinadors o empreses colaboradores t'has oblidat de TRIESPORT, "que lo sepas"

XAVI CONCHILLO dijo...

Bones Salvador!! Veig que per aquí som sempre els mateixos, en David, en Quico,... Com en David et vull tornar a felicitar i a preguntar-te si tens pensat fer alguna xerrada sobre l'experiència o ho faràs via tecnològica?

Salvador Ribot dijo...

Tema Triesport ja està arreglat. Sorry, ens fem grans i ens falla la memoria.

Tema xerrada, ben aviat ara cal fer l'audiovisual i per fer-ho cal acabar el guió, estic en ellu.